Relojes espía

Los relojes espía son cronografos diseñados para ser portados por su usuario y poder grabar vídeos con audio sin que se den cuenta las personas que están alrededor. El portador del reloj disfruta de la tranquilidad de poder estar en diversidad de situaciones y grabarlas sin que nadie se percate, ya que el producto espía no emite ninguna señal que indique que está grabando.

 

estilo de vista:

Ver: 48 96 TODO

Ventajas de los Relojes Espía

A pesar del reducido tamaño de estos relojes con cámara espía cumplen con exactitud con su función de reloj e incorporan unas cámaras ocultas que captan un gran campo visual.

La información grabada se almacena en la memoria interna del dispositivo que se vuelca en el PC para su revisión y gestión.

Disponemos de un amplio catálogo de relojes capaces de satisfacer todo tipo de preferencias estéticas y adaptables a cualquier look.

Tipos de Relojes con Cámara Oculta

Relojes de mesa con cámara mini

Relojes de mesa espía que ocultan una mini cámara espía que sirve para dejar constancia de situaciones concretas o para descubrir lo que ocurre en ausencia de su usuario.

Diseñados para no desentonar en hogares u oficinas, los relojes de mesa para espiar aportan un toque de distinción en un despacho donde a menudo resulta muy útil tanto para proteger las conversaciones que se mantienen como para averiguar si los documentos que se archivan están a salvo.

Estas cámaras espías camufladas necesitan una tarjeta SD para guardar la información con capacidad de 8 a 32 GB y proporcionan grabaciones durante dos horas bien de manera continuada o por detección de movimiento.

Los relojes de mesa de espionaje captan un ángulo de cámara mínimo de 72 grados y son capaces de grabar hasta 3 metros de distancia del aparato. Con la función de detección de movimiento la minicámara que esconde este reloj espía se pondrá en marcha cuando se detecten cambios delante del dispositivo. Si nada ocurre delante de su cámara oculta, el dispositivo de espionaje no grabará nada.

Consiguiendo de este modo realizar sólo grabaciones productivas evitando pérdidas de tiempo en el visionado de vídeos sin información relevante.

Relojes de pared con mini camara

Relojes de pared espía que ocultan una mini cámara espía que sirven para vigilar en una gran variedad de ambientes o espacios públicos o privados tanto en ausencia de su usuario como estando él delante.

Diseñados para no desentonar en casas, bares, tiendas, pubs, guarderías… los relojes de pared para espiar aportan una información horaria que a nadie molesta y que resulta muy útil.

Nadie podrá averiguar que está siendo grabado porque su cámara oculta es invisible. Estas cámaras camufladas necesitan una tarjeta SD para guardar la información con capacidad de 8 a 32 GB y proporcionan grabaciones de hasta cinco horas.

Los relojes de pared de espionaje captan un ángulo de cámara mínimo de 72 grados y son capaces de grabar hasta 3 metros de distancia del aparato. Con la función de detección de movimiento activada la minicámara que esconde este reloj espía se pondrá en marcha cuando se detecten cambios delante del dispositivo. Si nada ocurre delante de su cámara oculta, el dispositivo de espionaje no grabará nada. Consiguiendo de este modo realizar sólo grabaciones productivas evitando pérdidas de tiempo en el visionado de vídeos sin información relevante.

Otros Artículos Espía que podrían interesarte: